"existen cazadores de texturas" / by jaume juncadella

Tiene el mundo texturas que acarician, que arañan, que enamoran o duelen y queman y rasgan nuestra percepción.

Tiene el mundo texturas que nos llegan al alma, porque alma son y en alma traen envuelta el alma profunda de las cosas.

Y, porque existe esa belleza obsesionante, existen cazadores de texturas y existe gente que quiere apresar en imágenes, en palabras, en colores y formas, el hechizo implacable de eso que hay ahí afuera, de eso que se impone a la mirada, al oído, al tacto, y nadie sabe lo que es.

Y, porque existen las texturas, existen las texturas de esta tierra sola, salvaje, arisca y honda. Texturas de la piedra, de la madera, de los cielos limpios surcados de rapaces. Texturas agrias del jabalí y el corzo, del enebro y la encina y el trigo de los campos. Texturas de una vida antigua y noble, de humanos y paisaje unidos en un siempre que es también ahora.

Y, porque esta tierra llama, llegaron estos tres, cada cual con su historia y su locura, y llegaron a perderse, a beber de la savia de este sitio de sitios, a pintarlo con luz o con pintura, a cantarlo en poemas, a captarle la esencia, a quererlo y decirlo como podía y puede cada quién.

Y en eso están y en eso continúan, y aquí proponen embarcaros en eso, en una expedición por las texturas, las texturas del mundo, de este mundo tan duro y tan hermoso que a todos nos contiene.

 

Amelia, Quique y Jaume